DPV CRECE UN 21% EN UN AÑO Y ALCANZA LOS 3.000 CLIENTES


DPV, una empresa de Zaragoza dedicada a prestar servicios de electricidad, telecomunicaciones, climatización y energía, ha logrado crecer un 21% en el último año y alcanzar los 3.000 clientes durante 2017. Esta empresa, con una trayectoria de 11 años, ha sabido adaptarse a los continuos cambios del mercado y a las necesidades de sus clientes, apostando además por los servicios más innovadores y las tecnologías más modernas dentro de cada uno de sus sectores de actividad.

DPV ha ampliado sus áreas de negocio, pasando de una a cuatro, y se ha especializado en campos tan punteros como la domótica, el control de accesos o las energías renovables y la eficiencia energética. Comenzó prestando únicamente servicios de electricidad y ha ido incrementando tanto su actividad como su plantilla, para ejecutar también ahora proyectos de telecomunicaciones, climatización y energía. DPV ha sido una las empresas pioneras en formarse para montar puntos de recarga de vehículos eléctricos e instalaciones fotovoltaicas en Aragón.

Además, ha apostado por la innovación, ofreciendo servicios que se salen de lo común, como puede ser la termografía o la participación en construcciones Passivhaus; también ha decidido trabajar con las soluciones más modernas en domótica y control de accesos. Tal y como explica Óscar Prieto, fundador y CEO de la empresa: “Cuando piensas en la supervivencia y en el día a día, no ves más allá. Es necesario entender que los modelos de negocio cambian y que te brindan retos y oportunidades que no puedes desaprovechar”. Para él, el panorama de competencia actual “exige alejarse de las fórmulas tradicionales, e incluso de la lógica, y abrir la puerta a nuevas formas de innovación y gestión”.

Por otra parte, DPV se ha convertido en un importante referente local en el ámbito de la energía. Es empresa delegada de Fenie Energía en Zaragoza y se ha especializado en el asesoramiento energético y en la contratación de luz y gas. DPV ha cosechado un gran éxito, ya que sus agentes son capaces de realizar estudios energéticos y lograr un ahorro medio anual del 10%.

DPV nació en 2007, en la capital aragonesa, de la mano de Óscar Prieto y poco a poco ha ido creciendo y evolucionando. Ha realizado proyectos para clientes como El Ganso, Rosa Clará, San Carlos, Porcelanosa, Perfumerías Julia, Midas, PCBox o Simply; y así hasta sumar una larga lista de 3.000 (la mayoría de ellos en Aragón, aunque también en La Rioja, Madrid, Valencia y el País Vasco).

DPV acaba de presentar su nueva imagen, “un reflejo exterior, de su gran cambio interior”, según explican desde el departamento de Marketing de la empresa. A través de esta nueva imagen pretende reflejar su gran reestructuración interior, su multiactividad y su firme apuesta por la profesionalidad, la calidad y la vanguardia.


Tú también puedes ser el protagonista de FEMZ: Cuéntanos tus novedades.

Otros Protagonistas de FEMZ